Hace unos días atrás, estuve en un taller de masajes para bebés, un espacio de paz y relajación, dónde podías hablar tranquilamente con otras mamás de sus historias y sus niños.

Me llamó la atención especialmente una de las chicas, ya que hablaba con resignación de una realidad que nos afecta a todas las mujeres por igual; ella comentaba que antes de ser madre, defendía a capa y espada el derecho de las mujeres de incorporarse al trabajo, que lo veía necesario y útil, pero después de ser madre se acordaba de su mamá, que le decía con respecto a esto: ¨te están engañando, hija¨

mom-1252757_1920

Con esta reflexión me comentaba, que nada la haría más feliz que quedarse en casa con sus hijos, no porque esto fuese una imposición, si no por decisión libre. Y es que las mujeres tenemos esa fibra sensible, esa necesidad de abrazar y cuidar de los nuestros. Esto no quiere decir que la incorporación al trabajo nos haga peores madres, para nada, pero sí es verdad que nos quita tiempo de estar con nuestros hijos, y eso a todas nos afecta, y creo que en los puestos de trabajo se debería tomar en cuenta, para hacernos más fáciles las cosas,  para en caso de necesidad tener un horario más flexible, o al menos ciertas ventajas.

Pero visto lo visto, esto no es real, al contrario, a las mujeres se nos pone una barrera alta, con mucha más exigencia o incluso descartandonos de lleno para trabajos a los cuales estamos muy bien capacitadas, para muestra un botón: Una amiga cercana, me comentaba hace meses con cierto enfado, que cuando ella estaba a punto de casarse, le dio la invitación a su jefa, y a los pocos días fue llamada a su oficina. La jefa en cuestión, quería comunicarle, que la empresa no se podía permitir tener a una mujer embarazada en su plantilla, y que lo natural era que quisiese tener hijos, y esto no lo podían asumir. De esta manera, sin ton ni son, su jefa decide despedirla y volverla contratar como freelance, y así ahorrarse ¨el problema¨  de  bajas por maternidad y otras cosas… Simplemente indignante…

Otras historias que también he oído son incluso peores: sabotaje en el trabajo, horarios extenuantes sin tener en cuenta a las que están embarazadas, haciéndoles la vida imposible…Alguna ha tenido algún aborto de forma natural por la presión del trabajo que su cuerpo no puede resistir y a la que se ve sometida a diario…Sin contar con todas las mamas que son mal vistas en su ámbito laboral por salir antes para buscar a sus niños, o porque tenían fiebre, o por numerosas cosas que pasan en la vida a diario…

baby-17369_1920

Creo que, si cada uno de nosotros toma conciencia de la importancia de la maternidad y paternidad dentro de una sociedad, es posible un cambio real, un cambio que signifique dar importancia a ese trabajo silencioso, agotador y espectacular que hacen tanto madres como padres…

pregnancy-775041_1920

Los papás son los más relegados en este sentido y es tan injusto…Ellos que aportan y ayudan, se esfuerzan todos los días para ser mejores por sus hijos y se ven forzados, gracias al trabajo, a ser los papás de la hora del baño y la cena…O quizás los de fin de semana (algunos ni siquiera pueden darse este lujo)…

Todo esto no es nada bueno para los hijos, que crecen con esta rutina absurda, clavada en un ánimo por ser productivo en el trabajo sin contar con la parte más humana, gracias a una sociedad que poco a nada apoya la conciliación familiar…Habría que reflexionar y mover hilos para unirnos todos, porque está claro que si no hay unión en este sentido, poco o nada se logrará….@noesmda

Sobre El Autor

NOESMODA
redacción NOESMODA

Nos gusta escribir cosas que tengan un valor detrás, un plus, le damos la vuelta a todo aquello que nos parece único, y escribimos con un fin particular, dar esa pequeña diferencia en tu día a día, y poner una sonrisa, en definitiva hacerte el camino un poco más fácil...Si te gusta escribir, apúntate con nosotros: contacto@noesmoda.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.