«Y así vamos adelante, botes que reman contra la corriente, incesantemente arrastrados hacia el pasado».  

(El Gran Gatsby,  Scott Fitzgerald)

¿Habéis caminado alguna vez por un pasillo mientras cientos de peces pasan por encima vuestro? Puede sonar a ciencia ficción. Pero si habéis estado en el Oceanografic de Valencia sabréis que esto es posible.

En Buscando a Dory (Andrew Stanton y Angus MacLane, 2016), Marlin, Nemo y Dory, acaban en el Instituto de Vida Marina, un complejo enorme, dividido en secciones, donde se pueden contemplar diferentes especies viviendo en cautividad. Es similar el Oceanográfic de Valencia. En este instituto nuestros protagonistas van a ayudar a Dory a buscar a sus padres.

La historia se invierte. Si en Buscando a Nemo (Andrew Stanton, Lee Unkrich, 2013) es un padre quien intenta averiguar el paradero de su hijo, ahora es una hija quien trata de localizar a su familia. Para conseguirlo tiene que bucear a través de los escasos fragmentos de su niñez que reaparecen en su mente en determinados momentos del film. Recordad que Dory tiene memoria a corto plazo.

En su peculiar viaje conocerán a un pulpo que accede a ayudar a nuestra querida protagonista a cambio de una etiqueta que ella lleva pegada en su aleta. Eso le permitirá ir a un rincón de especies protegidas y abandonar el instituto acuático.

Buscando-a-Dory-1-e1456934654961

La película es ágil, rápida, no aburre en ningún momento, pero le falta el nivel de excelencia que consiguieron con Buscando a Nemo. Su mayor virtud es que continúan creando personajes (el pulpo, la almeja) y situaciones hilarantes (el pulpo y Dory escondidos en la parte baja de un carrito de bebé para buscar la sección del instituto en la que pueden estar sus padres). Juegan también con el factor nostalgia, como cuando Dory intenta recordar la dirección a la que tienen ir o cuando canturrean “sigue nadando”.

El tema clásico de Pixar -la exaltación de la amistad- sigue presente. Destaca la búsqueda de nuestros orígenes como forma de conocernos y relacionarnos con el mundo. Dory tiene que recordar de dónde viene para seguir avanzando en la vida. Nadar hacia delante no es romper con el pasado. Es avanzar hacia el futuro sabiendo de dónde venimos. Una planta no puede crecer separada de su raíz.

17FINDIN-master1050

Se echa en falta de todos modos que Pixar no apueste por nuevas historias y recurra a personajes de la casa. Todavía nos quedan Cars 3 y Toy Story 4. Yo disfruté mucho más Monstruos University (Dan Scanlon, 2013), pero este Buscando a Dory no defraudará a los seguidores de Pixar y gustará sin duda a los que disfrutaron Buscando a Nemo.

Y desde aquí lanzo una pregunta. ¿Por qué Buscando a Dory?. Si, lo se, es necesario hacer el juego de palabras con Buscando a Nemo. Pero es que el argumento de la película se centra en la búsqueda de los padres de Dory. Cosas del marketing.

Sobre El Autor

J.V.Lujan

Abogado de dia y cinéfilo de noche. Si tienes algún problema legal o una peli para recomendar, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.