Llevamos ya 16 años de este nuevo siglo: cosas que eran innovadoras hace 2 años, son ahora obsoletas, y las reglas del juego cambian más rápido que los paradigmas que traemos del milenio pasado. Pero todavía, a estas alturas de la Historia, las mujeres estamos malabareando nuestras carreras con las actividades domésticas y el cuidado de la familia (hoy en día, con excelentes parejas que colaboran con nosotras en todos estos roles) porque, queramos o no, ambos adultos deben salir a trabajar por muchas horas para, escasamente, cubrir las necesidades básicas de una familia. Este fenómeno no es exclusivo de países con hiperinflación (como el mío): si prestas atención, en todas partes del mundo el modelo económico está colapsando.

1413675397525_wps_36_Couple_Doing_Finances_loo

¿Quién me ha quitado mi empleo?

Encontrar empleo en el siglo pasado era sinónimo de éxito en todas las áreas de tu vida: comprarías una casa, te casarías y formarías una familia, para trabajar por muchos años en la misma compañía, prepararte, obtener ascensos y, a tu edad de retiro, obtener una pensión que te tendría cubierto hasta el fin de tus días. Suena como el plan perfecto, ¿verdad?

new-york-times-newspaper-1159719_640watching_tv

Nuestros abuelos vivieron bajo este esquema y les fue muy, muy bien. Nuestros padres vivieron bajo este esquema y muchos hoy, en su edad de retiro, están lejos de tener una “jubilación jubilosa”, llenos de achaques, deudas y con un ingreso reducido, si es que no han tenido que continuar trabajando en sus años dorados para sobrevivir. ¿Qué nos espera a los Millennials y a las generaciones que nos siguen?

12963819_1190223180990833_7339045515472676918_n

El empleo: el riesgo más grande

Todos hemos escuchado la cantaleta “estudia para que encuentres un buen empleo y tengas un ingreso seguro”, ya que era un modelo de éxito hasta hace relativamente poco, como ya mencionamos. Sin embargo, como todo en la vida, el mundo cambió en un abrir y cerrar de ojos: profesiones y oficios enteros desaparecieron para siempre, otros están ya en vías de extinción. Pero nosotros, más lentos que el mundo que nos rodea, continuamos creyendo en esas viejas enseñanzas.

Las habilidades y conocimientos exigidos para ganarse o mantener un puesto son cada vez mayores, pues se espera que un solo profesional sea capaz de hacer el trabajo que antes realizaban cinco o seis. ¡Y cuidado con exigir un aumento o quejarse! Detrás de cada empleado, hay diez recién graduados cazando su puesto y un jefe dispuesto a dárselo por menos de lo que tú le cuestas.

 

shutterstock_107606342work-management-907669_640

La cantidad de “necesidades” con las cuales los medios nos bombardean y factores como la inflación o las recesiones han hecho que los ingresos de una familia se vuelvan cada vez más insuficientes para estar al día con todo, por lo cual muchos trabajan más horas (workaholics) en aras de aumentar sus ganancias, sin lograrlo, en muchos casos, o abandonando otras áreas de su vida por completo. En el caso de la madre profesional, separarse del hogar y desarrollarse en su empleo tiene un precio adicional: el de la guardería, la niñera o las actividades extracurriculares para mantener a sus hijos ocupados (y a salvo).

 

entrepreneur-593371_640entrepreneur-593357_640

Para más INRI, la nueva fuerza laboral, la Generación Y, no está interesada en pasarse 40 años de su vida haciendo lo mismo. ¡Si lo logramos por dos años es mucho! Tenemos otras metas más allá de “establecernos”: queremos viajar, conocer gente, tomar riesgos…en resumen, vivir la vida en nuestros propios términos. Y eso, queridos gerentes generales, no lo brinda ningún trabajo de 8 a 5. Muchos podrían pensar que nos estamos jugando nuestra vejez (me lo han dicho), pero los expertos opinan que es más riesgoso que alguien más tenga en sus manos nuestro futuro económico.

 

man-479670_640

¿Y qué $&#@ hago ahora?

Si tienes habilidades especiales y no quieres estar encerrado en una oficina todo el día, probablemente hayas tomado el camino del AUTOEMPLEO o freelance, y te vaya bien, pero es casi seguro que no disfrutas tu dinero porque no tienes tiempo. Aparte, si no estás constantemente poniendo energía, no entra el dinero a tu cuenta, lo cual puede repercutir en tu salud a futuro y lastimar las relaciones con otros. Y, de paso, si no tienes un excelente plan de inversión para multiplicar tus ganancias, es probable que trabajes hasta el fin de tus días y no hayas construido nada para ti o tu descendencia.

woman-981797_640old-1506236_640

 

rat-race-1

Ir detrás del dinero, en el mundo financiero, se conoce como “la carrera de las ratas”: un ciclo donde ganamos y gastamos permanentemente, sin crear activos. Lo primero que debes entender es que, para salir de la “carrera de las ratas”, debes darte cuenta de que estás viviendo en ella. Una vez que tomes consciencia de esto, trabajarás PARA TI y no para otros, aunque tengas un empleo que te guste y te motive. Entenderás que el dinero es una herramienta y no un fin, y las cosas empezarán a tomar su curso, porque tendrás claros tu PROPÓSITO y tus SUEÑOS.

 

924x530

Ajá, “Walt Disney”…¿y qué hago con las deudas?

Las personas más ricas de la Historia no centraron su vida en hacerse millonarias, sino en agregar valor a la sociedad. Tenían un sueño personal muy grande o se dedicaron a resolver problemas, mientras otros simplemente se quejaban o se burlaban de ellos.

business-561388_640

¿Puedes recordar un mundo sin redes sociales? ¿Sin compras online? ¿¿Sin INTERNET?? Piensa, por un momento, cómo todo esto ha revolucionado la sociedad en los últimos 20 años. No apareció por generación espontánea. Alguien tuvo que hacerlo posible.

Ese alguien fue, seguramente, un emprendedor: una persona que supo ver la oportunidad y se dedicó en cuerpo y alma, por algunos años, a desarrollar su idea, y hoy él, o sus familiares, disfrutan un ingreso pasivo, fruto de ese esfuerzo inicial. Un ejemplo claro ocurre en el mundo de la música: los artistas crean temas que les siguen generando regalías por el resto de sus vidas e, incluso, luego de que ya no están físicamente. Se trata de hacer una cosa bien que genere renta para siempre (¡como las casitas de Monopolio que se convierten en hoteles!). Se trata de sembrar para el futuro, más que de excavar hasta que el pozo se agote.

Afortunadamente, en esta Era de la Conexión, contamos con herramientas que pueden hacer más llevadero el camino a cualquiera que tenga un sueño suficientemente sólido de ser independiente, crecer y generar riqueza. Capacitación presencial y online, modelos de negocios, incluso plataformas como las redes sociales pueden ayudarte si tu sueño es ser libre financieramente, es decir, tener tiempo de calidad+dinero para disfrutarlo.

Frases-de-steve-jobs-sobre-el-tiempo

Debes tener en cuenta, sin embargo, que el camino de la libertad exige trabajar muchísimo a nivel personal. La buena noticia es que cada habilidad se puede desarrollar a medida que avances con tu proyecto, y el crecimiento será exponencial una vez que domines las siguientes características (y muchas otras):

 

  • Compromiso: con tu negocio, con tus clientes y contigo mismo.
  • Pasión: es la llama que mantendrá el proyecto en crecimiento.
  • Responsabilidad: deshacerse del hábito de culpar a otros por nuestros errores. El avance o retroceso depende solo de uno.
  • Experticia: dominar el campo en el cual se quiere incursionar.
  • Estrategia: ¿cómo darte a conocer? ¿Quiénes serán tus clientes potenciales?
  • Capacitación: no es negociable. Debes dedicar buena parte de tu tiempo a desarrollarte como individuo y como dueño de negocio.
  • Innovación: ¿qué problema estás resolviendo?
  • Inteligencia emocional: dominando tu mente, te enfocas en los resultados.

woman-570883_640mother-84628_640

Estas y otras capacidades te serán muy útiles si decides independizarte a corto o largo plazo, por lo que te invito a evaluar en qué punto estás ahora y dónde quieres estar dentro de unos años. El tiempo sigue pasando, hagamos o no cosas grandes, así que deja de jugar a lo “seguro” y apuesta por tu futuro y el de tu familia, vive con plenitud y trabaja en ti mism@ para que puedas saborear la verdadera libertad y escapar de “la ratonera”.

 

Sobre El Autor

Rose Dupouy

Cantautora. Escritora. Productora. Locutora. Fotógrafa. Emprendedora. Soñadora. Viajera. Grammar Nazi. Sarcástica. Animal Lover.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.