presumed_innocent-502766273-large

El nombre de Scott Turow, autor de Presunto Inocente, quizá no os resulte familiar, pero es el inventor de uno de los géneros literarios en el que ha brillado especialmente John Grisham (La tapadera, 1993), el thriller judicial.

El argumento es el siguiente. Rusty, fiscal adjunto, es llevado a juicio por el asesinato de su compañera, Carolyn Pholemus, con la que mantuvo una relación en el pasado. El asegura que es inocente pero todas las pruebas se pronuncian en su contra, hasta el punto de que podemos cuestionar su inocencia.

18957142.jpg-r_1280_720-f_jpg-q_x-xxyxx

Durante el transcurso de la novela Turow disecciona los distintos elementos del sistema judicial norteamericano. La cadena en la custodia de pruebas, el proceso de selección del jurado, las diferentes estrategias a seguir para conseguir la libertad del acusado. Todo se nos muestra muy bien explicado y sentimos que formamos parte del grupo de abogados encargados de defender al fiscal Rusty Sabich.

El autor del libro conoce a fondo el sistema -es abogado ejerciente- y la novela brilla especialmente en los momentos que describe el juicio al que es sometido el protagonista que interpreta Harrison Ford en la película.

968full-presumed-innocent-screenshot

Antes de salir a la venta, el director de cine Alan J. Pakula, compró los derechos por un millon de dolares. Había visto las posibilidades del texto para hacer una gran película y no se equivocó, porque el film recaudó más de doscientos veintiún millones de dólares a nivel mundial.

Harrison Ford encarna perfectamente el papel de padre abnegado y fiscal honesto que es sometido a un juicio por un crimen que, en apariencia, no ha cometido. La película es además un perfecto tratado de cómo hacer una excelente adaptación.

Todos los elementos relevantes del libro están presentes y perfectamente condensados. Es cierto que no aparecen todos los interrogatorios del libro y que algunos personajes como Nico Della Guardia o Tommy Molto se encuentran levemente esbozados, pero lo esencial está allí.

Después de esta primera novela, Scott Turow ha continuado situando sus siguientes trabajos en la localidad ficticia de Kindle, donde se desarrolla la historia. Algunos de sus personajes secundarios aparecen en novelas posteriores como Sandy Stern (el abogado latino que le defiende) en El peso de la prueba. De hecho ya hay incluso una continuación directa de Presunto Inocente. Se trata de la novela Inocente publicada en 2010, llevada a la televisión en formato miniserie. En breve esperamos hablaros de ella.

Un saludo desde No es moda.

Sobre El Autor

J.V.Lujan

Abogado de dia y cinéfilo de noche. Si tienes algún problema legal o una peli para recomendar, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.