En la vida se suceden una serie de círculos en los que las relaciones sociales de cada uno giran inevitablemente. Cuando eres pequeño son las fiestas de piñata. De adolescente fiestas de graduación. Algo más mayores empezamos con las bodas. Luego los nacimientos y bautizos. Más adelante las comuniones.Y lo que viene después…pues ya vendrá.

En mi caso, pasado el círculo de bodas, me encuentro en pleno Baby Boom, y teniendo en cuenta la de niños que nacen este año y que somos familia numerosa, he tenido que agudizar el ingenio para no morir económicamente en el intento.

8

Esta semana vengo con una propuesta concreta que haceros, una idea fresca que podéis usar como comodín de regalo para un próximo nacimiento: banderolas personalizadas.

Una buena amiga me dio la idea hace unos años, cuando nació una de mis hijas. Desde entonces lo estoy patentando y ¡¡la verdad es que no podía tener más éxito!!

7

Es un detalle precioso para llevar al hospital, muy económico y fácil de hacer (no implica ser una costurera experta)

En cualquier tienda de telas suelen tener un amplio abanico en tonos pasteles y con diferentes motivos para poder combinar entre sí.
Los precios suelen rondar los 10-11€/m cuadrado, dependiendo de la tienda.
Inicialmente os recomiendo que compréis cantidades pequeñas (como una cuarta de cada), y variéis los modelos (topos ( lunares), rayas, flores, estrellas, liso…)
Para que os hagáis un idea de una cuarta salen alrededor de 16 triángulos de una tela simple.

4 3 2

Las combinaciones son múltiples. Podéis combinar rosa-beys, rosa-blanco, azul-gris, rojo-beys…y lo mismo entre topos (lunares)-rayas-flores, combinaciones que en otros casos quedarían raras en una banderola queda ideal (aunque no os volváis muy locos mezclando)

6

El material que necesitáis para poneros manos a la obra sería:

-Telas variadas
-Plantilla triangulo

-Tijeras

-Cinta algodón
-Goma Eva colores (para las letras)
-Pegamento.

 

Lo primero es recortar los triángulos sobre la tela deseada. Antes deberéis tener hecha una plantilla que podéis crear con goma eva.

La medida idónea sería 22-27-27cm.

Con respecto a las tijeras las hay para recortar en zig-zag que queda mucho más bonito. Las encontraréis por unos 8€ en Pontejos (Madrid) o en mercerías especializadas.

La longitud de la banderola dependerá, lógicamente, del nombre del niño. Lo que sí os recomiendo es poner siempre, al inicio y al final, un triángulo sin letra, ya que queda más mono (más lindo).

En caso de que el nombre sea muy corto, por ejemplo Ana, Pía, Sol…podríais añadir otros dos triángulos más para que no quede demasiado insulsa.

7

Para las letras yo os he indicado usar goma eva porque apenas pesa, pero es cierto que en ese caso deberéis hacerlas lo más simétricas posible, que las medidas coincidan.

Otra opción es comprar letras de madera. Las venden en la mayoría de las tiendas de chinos en bolsas, algunas sin pintar  y otras de colores.

1

Podéis hacerlas simples (un sencillo triángulo cosido a la cinta de algodón) si la idea es solo para ponerla en una pared del cuarto, o doble (dos triángulos cosidos para que se vean de un lado y de otro) si queréis darle un doble uso, por ejemplo, para una fiesta de cumpleaños, la primera comunión o el bautizo del bebé.

Si lo piensas bien, en lo que tardas en ir a comprar un regalo (el desplazamiento, elegirlo y volver) has hecho una banderola ideal, te has gastado muchísimo menos de lo que te gastarías en cualquier otra cosa que le compres al niño y, además…es un regalo que lleva un poquito de ti.

Espero que os animéis ¡Merece la pena intentarlo!

Sobre El Autor

Patricia Carballeda

Soñadora y creativa, ''con los pies en la tierra, pero la mirada en las estrellas'' Buscadora de nuevos retos. El mejor que encontré: mi marido y mis 3 enanos.Espero que mis consejos os sean útiles de verdad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.