love_&_mercy_39624

Acabamos de finalizar, hace escaso tiempo, el año de la misericordia que inauguró el Papa Francisco a finales del 2015. Una llamada de alerta para prestar atención a todas aquellas personas que pasan necesidad tanto en nuestro barrio como en las periferias.

Vivimos tiempos de escasez, no sólo económica sino también humanitaria. Cada vez más ONG salen a la calle en busca de financiación y si sois de los que cogeis habitualmente el coche vereis que cada uno va a lo suyo. La caridad brilla por su ausencia. Afortunadamente eso no sucede en la película de la que os voy a hablar a continuación.

Love & Mercy es un biopic poco convencional sobre Brian Wilson, uno de los fundadores de los chicos de la playa, The Beach Boys. Aunque Brian era de poca playa y nunca practicó el surf, fueron esas canciones las que le catapultaron al éxito.

love pic1-large

La película transcurre en dos líneas temporales. Una con Paul Dano nos muestra el proceso creativo del álbum Pet Sounds -uno de los más famosos de la banda- y del hit Good Vibrations. La otra con John Cusack, se centra en el Wilson medicado en exceso por el polémico Doctor Landry.

Dos partes diferentes pero complementarias que nos muestran a Wilson en su esplendor y su posterior recuperación de su adicción a las drogas. Estas precisamente provocaron que Wilson fuese cada vez más excéntrico y su posterior exclusión del grupo.

La película nos habla de un momento especial en el mundo de la música. Cuando aparecen los álbumes conceptuales, sin canciones de relleno. Es la época de los Beatles y del Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band. Este disco influyo en el Pet Sounds de Beach Boys.

Pero también nos muestra un amor caritativo que busca, por encima de todo, el bien del otro. Esto lo refleja muy bien el personaje de Melinda interpretado por Elizabeth Banks cuando afirma que lo único que quiere es liberar a Brian Wilson de la perniciosa influencia del Doctor Landry, aunque ella vaya a desaparecer de su vida. Es una mirada de misericordia y en consecuencia de amor porque valora al otro principalmente en su dignidad como persona.

Esta mirada profunda, carente de los prejuicios que nos separan, es la que se echa en falta en nuestra sociedad. Reconocer lo mejor del otro aún cuando esto no aparece ante los demás, que sólo ven aquello que fue y no lo que aún puede llegar a ser.

Sobre El Autor

J.V.Lujan

Abogado de dia y cinéfilo de noche. Si tienes algún problema legal o una peli para recomendar, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.