Llevo un tiempo observando diferentes sucesos paranormales que se dan en mi casa, todos ellos con asiduidad y sin explicación racional y creo poder afirmar que, en mi casa, debemos de tener un Poltergeist.                                        portrait-317041_640

Miré el significado de este término en internet y lo define como ‘’Fenómeno paranormal que consiste en el movimiento, desplazamiento y levitación de objetos junto con golpes, sonidos y otros fenómenos inexplicables’’.
Yo aún no he visto volar nada por mi salón, pero está claro que algo hay por aquí. No sé si tiene forma definida, como el ente aquel que echaba mocos verdes en ‘’Cazafantasmas’’, o incorpóreo y por eso no le vemos, pero que hay algo,está claro.

Y si no que me expliquen cómo puede ser que, despertar a mis hijos entre semana a las 7’30h para ir al cole es más difícil que sacar la espada de Scalibur de su piedra, y sin embargo, el fin de semana a la misma hora, están ya todos como las motos revoloteando por el salón. Eso es un fenómeno paranormal en toda regla.  chair-1845270_640

O el extraño caso de la zapatilla que no encaja en sus pies, sino que se desliza inexplicablemente de ellos y siempre anda debajo de la mesa donde comemos o de un sofá. Este suceso daría material para ser estudiado durante un programa entero de Cuarto Milenio.                              table-2085531_640

En casa, y esto es real, siempre hay una habitación vacía con la luz encendida…No sé, igual es que a nuestro poltergeist le da miedo la oscuridad…que ya le podría dar por otra cosa tal y como están los precios de Iberdrola últimamente…

Otro fenómeno inexplicable es el acaece según entramos en casa: es atravesar el umbral de la puerta y a mi hijo le entran unos deseos irrefrenables de chinchar a sus hermanas hasta hacerlas llorar. Esto es algo que nos deja con la boca abierta ¿Habrá un campo magnético invisible que le atrae hacia ellas? Mmmm…igual a través de ese campo de fuerza es por donde llegó nuestro amiguito…¡¡Hay, Dios mío, a ver si lo que pasa es que le posee y por eso no es dueño de sus actos!! Porque llevábamos dos horas en el parque y mientras estaba jugando al fútbol no se acordó ni de que existían, pero es entrar en casa y…¡¡Horror, empiezan las peleas!!                                     boys-554644_640

Y con mi marido hace algo parecido, le bloquea los sentidos, hace que esté como en trance y no sea capaz de ver ni siquiera lo que tiene delante…’’Cariño, dices que el niño meriende un plátano…es que no hay’’ y tu cara de lela es de guión de los Simpsons porque los susodichos plátanos están en el frutero en medio de la mesa, delante de él, sin nada entre medias que impida no verlos…¡¡Pobrecito mío, qué culpa tiene él para que el Poltergueist se cebe de esa forma!!                                                               duck-783684_640

Bueno, bueno, y ni qué decir de los juguetes que aparecen y desaparecen con una facilidad pasmosa ¿A dónde irán? ¿A la escuela de juguetes, como dice el Cantajuego? Y no solo los juguetes, el chupete de mi hija pequeña, por ejemplo, es todo un expediente X ¡Nos pasamos el día buscándolo!                 basic-1239213_640

En este punto de las desapariciones tendríamos que pararnos más detenidamente porque son muchas las cosas que lo rodean y ninguna tiene un denominador común, desaparecen porque sí.
Cuando llegas al wc y te encuentras con que sólo queda el tubo de cartón del PH (y eso solo te pasa a ti, los demás parecen no percibirlo); los calcetines sin pareja, que siempre hay alguno por ahí como un alma en pena buscando su media naranja; el cartón de leche vacío en la nevera…que parece que a pesar de haber perdido su contenido no es capaz de asumir que no volverá y ahí sigue esperando, a que alguien llegue y le abra los ojos…o la botella de agua fría siempre a medio llenar, esa gran olvidada….            bottle-166406_640

Una cosa que llevo fatal es el día que tiramos la casa por la ventana y compramos un montón de Lacasitos para rellenar la máquina dispensadora que tenemos en la cocina. No ha pasado ni medio día y…¡¡Han desaparecido!! En casa todos juran y perjuran que ellos no han sido así que, una vez descartados, tiene que ser el poltergeist por narices ¡¡Otro día que me ha dejado sin chocolate, el muy capullo!!

Con la limpieza de la casa sí que me tiene frita. Según paso la mopa para limpiar las pelusas del parqué no he llegado a darme la vuelta y…¡¡Han vuelto a aparecer!! ¡¡Y así una y otra vez!! Y ni qué decir con el cesto de la ropa sucia, da igual las veces que lo vacíes, según vuelves de dejar la ropa en la lavadora vuelve a estar lleno. Es espeluznante….      laundromat-1524270_640

Estamos pensando en contratar un profesional que nos dé una solución a estos problemas porque así no se puede vivir, es en una tensión constante…
Así que si alguno de vosotros os habéis encontrado en una situación parecida contadnos qué hicisteis, por favor, a ver si entre todos le encontramos lógica a alguno de estos sucesos y podemos buscar remedio ¿No os parece?

Sobre El Autor

Patricia Carballeda

Soñadora y creativa, ''con los pies en la tierra, pero la mirada en las estrellas'' Buscadora de nuevos retos. El mejor que encontré: mi marido y mis 3 enanos.Espero que mis consejos os sean útiles de verdad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.