La-La-Land-Damien-Chazelle.926-poster-450

 

La la land partía como gran favorita en la última edición de los premios Oscar y no es para menos. Una entretenida historia de amor con aroma de cine clásico. Unos buenos números musicales (sobre todo el que da comienzo a la función) y dos estrellas en ascenso. El cóctel perfecto, aunque no ha servido en esta ocasión para conseguir la preciada estatuilla a mejor película. Esto ha ocurrido también en las últimas ediciones donde película y director han ido a parar a diferentes manos.

Ryan Gosling es Sebastián un músico frustrado que adora el Jazz y quiere ser dueño de un club. Emma Stone es Mia, su sueño es ser actriz y participa en diferentes castings. Ambos sobreviven en trabajos mal pagados persiguiendo un objetivo, hacerse un hueco dentro del mundo del espectáculo.

la-la-land-soundtrack-stream-listen

Uno de los temas preferidos de su director Damien Chazelle es la relación del artista con su medio y cómo compagina su trabajo con la vida personal. Estos elementos se encuentran muy presentes en las dos últimas películas que ha escrito y dirigido. Sus personajes tienen muchas dificultades en conciliar su trabajo/estudios con su vida personal.

También habla sobre la importancia de perseguir los sueños y dar un paso más allá, algo que está muy presente sobre todo en la adolescencia. No es común mostrar a jóvenes que se inician en el mundo laboral y ven cómo sus aspiraciones chocan de frente con lo que los medios piden de ellos. Pueden abandonar sus sueños (Whiplash) o tener un revulsivo externo (La la land) que les anime a seguirlos.

lalaland4

Además es la historia de un cambio de ciclo. Si en Cantado bajo la lluvia se nos narra en clave musical el paso del cine mudo al sonoro, aquí se nos habla del fin de una época. Los cines cierran, los clubs de Jazz desaparecen. Es el tiempo de la música electrónica, del cine digital. Las grandes salas están en retirada. Los conciertos se llenan de efectos técnicos.

En un mundo cambiante, Damien Chazelle reivindica el cine clásico y el Jazz que se reinventa constantemente y donde cada pieza es diferente. El adanismo es el movimiento en boga (todo comienza hoy, lo pasado no cuenta). Pero llega entonces una película destinada a arrasar en taquilla que rescata viejas fórmulas que no fallan porque son atemporales. Ayer hoy y siempre cuenta lo mismo: una buena historia, música con sentimiento y dosis de amor no empalagoso. Al final eso es lo que cuenta. Un relato que nos emocione y transporte durante un par de horas. Más allá de las modas que son siempre pasajeras.

Sobre El Autor

J.V.Lujan

Abogado de dia y cinéfilo de noche. Si tienes algún problema legal o una peli para recomendar, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

4 Respuestas

  1. Rose Dupouy
    Rose Dupouy

    Amé cada minuto de esta película, y las escenas donde se puede apreciar la ciudad en todo su esplendor me mataron :D. No sé si merecía “Mejor película”, pero fue muy entretenida y ligera. Y, para los amantes de la música, fue uno de los mejores soundtracks de esta edición del Oscar.

    Responder
    • J.V.Lujan
      J.V.Lujan

      La banda sonora es muy buena. Another day of sun, Someone in the crowd, City of Stars… No todas las canciones son redondas, pero el disco tiene nivel.

      Responder
  2. Adelina Crespo Márquez

    Yo tampoco sabría decir si merecía el Oscar a mejor película, pero recomiendo a todo aquel que ame la música que vaya al cine a verla. Es fantástica! El swing, el jazz, el baile, el canto, ese piano… las emociones expresadas sin palabras, sólo con música e imágenes en largos ratos de la película. Sobre el argumento yo resaltaría el continuo dilema que se presenta en la vida de los protagonistas: la propia fama o la entrega de ésta por la fama del otro. El cumplimiento de los mayores deseos de realizarse profesionalmente o la entrega al seguimiento de la realización profesional del ser querido esperándolo o siguiéndolo. La vida consiste en elegir. VOLVERÉ A VERLA!

    Responder
    • J.V.Lujan
      J.V.Lujan

      Si, la vida es elegir y saber acertar. Su anterior trabajo (Whiplash) también toca muy bien ese tema. Yo creo que esta película ira ganando según vaya pasando el tiempo. Tiene un toque entre clasico y moderno que engancha un montón.

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.