little_boy-834807665-large

 

Todo es posible para el que tiene fe

Hace unas semanas Carlos de la Calle (un compañero de una web amiga, Cinemanet) organizó un cineforum con la película Little Boy. Todos los que acudimos acabamos con el corazón en un puño y hubo incluso un reguero de lágrimas.

Es una historia simple pero emocionante. Estamos en la segunda guerra mundial. El ejército norteamericano ha iniciado su intervención en el conflicto bélico tras el ataque aéreo a Pearl Harbor. Muchos de sus integrantes pertenecen a familias como la del protagonista, en la que uno de sus miembros es llamado a filas.

El pequeño niño al que hace referencia el título de la película, ve partir a su padre, porque su hermano mayor, que es quien quiere luchar en el frente, es rechazado por tener los pies planos. Se siente profundamente solo y tiene que padecer además las burlas de sus compañeros de clase por su baja estatura.

Para sobrellevar todo esto se refugia en un personaje de cómic que hace uso de la magia para salir airoso de las situaciones más variopintas y desea tener también esas capacidades.

Little-boy

El sacerdote del pueblo le explica que hay alguien que puede mucho más y que es real, se trata de Dios y a él le puede pedir el regreso de su padre. Para conseguirlo le propone una lista de tareas que incluye las siete obras de misericordia corporales

Dar pan al hambriento, beber al sediento, vestir al desnudo, visitar al preso, ver al enfermo, posada al peregrino y enterrar a los muertos. Todas ellas se encuentran recogidas en la descripción que San Mateo hace del juicio final en el capítulo 25 del texto evangélico (tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber)

A esta lista el sacerdote le incluye una tarea adicional, que se haga amigo de un japonés que vive en esa localidad, de ese modo podrá desterrar del corazón el odio que siente hacia ese pueblo, que ha ocasionado la marcha de su padre.

Tradicionalmente se cree que a quien hace estas obras Dios le concede gracias especiales y es por medio de la fe de este chico que poco a poco van sucediendo cosas asombrosas. ¿Conseguirá que su padre vuelva o le tendrá que enterrar? Ese es el dilema final que subyace durante todo el metraje.

4_152015_b3-thom-little-boy8201

Little Boy tiene varios elementos que la convierten en una apuesta segura para pasar dos horas muy entretenidas,

  • Por un lado su narrativa es clásica, se limita a contarnos la historia de su personaje principal y como se ve afectado por todo lo que sucede.
  • Es una historia con mucha luz que refleja la esperanza de su personaje central.
  • Es una pequeña fábula que demuestra que hay que luchar y seguir lo que uno cree, aunque no esté seguro de conseguir lo que desea, porque en el camino puede ganar otras cosas más valiosas que aquellas que buscaba en un principio.

Pero sobre todo es una historia con mucho amor, con una familia que debe hacer frente a una situación muy difícil y que se ayudan y apoyan. Cuando eso falla lo interior y lo exterior se tambalea, porque nos falta un asidero importante, el de la gente que nos quiere y apoya.

En definitiva, un trabajo muy a contracorriente del cine actual.

Sobre El Autor

J.V.Lujan

Abogado de dia y cinéfilo de noche. Si tienes algún problema legal o una peli para recomendar, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.