girl-1711133_640

No me cuadra, no me cuadra

En varias charlas para padres he oído que la etapa de los 2-3 años, la maravillosa y delicada etapa de las rabietas, es un fiel reflejo de cómo será la adolescencia de nuestros hijo ¡¡Pues que Dios nos...